Volver

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
¡Es hora de ir a clase!

Nivel Secundario

Formulario de acceso

Nuestra Misión y Estilo Formativo 

 

Como escuela católica orionita queremos promover personas íntegras que desarrollen al máximo todas sus capacidades, con una concepción cristiana de la realidad que les permita una síntesis adecuada entre fe-vida y fe-cultura.

Esto supone formar jóvenes:

  • competentes para desempeñarse como trabajadores y profesionales eficientes.
  • comprometidos con los valores de la patria y con actitud favorable para la transformación social ordenada al bien común
  • autónomos y responsables en el desarrollo de un proyecto creativo y abierto al bien de los otros, especialmente de los más pobres
  • capaces de buscar la verdad mediante un pensamiento preciso y crítico
  • que adhieran a los amores del Fundador: Jesús, María, el Papa y los hombres
  • dispuestos a iluminar sus almas con el conocimiento y el amor de Dios y comprometidos a vivir según los valores evangélicos.

 Asumir la tarea como: 

Educadores orionitas llamados a cultivar la mente y a educar el corazón de los niños y jóvenes, con la certeza de que trabajamos para Cristo y con Cristo.

 

Ser educador orionita supone crecer en un perfil que reúna las siguientes notas:

  • con sólida formación profesional y dispuestos a buscar y a transmitir la verdad con la razón y la fe,
  • capaces de velar, soportar, perdonar y apacentar a nuestros alumnos para que se sientan amados personalmente.
  • con presencia bondadosa, comprensiva y firme que favorezca la aceptación, el desarrollo y la promoción de los niños y jóvenes según sus capacidades
  • conscientes de nuestra misión educativa y evangelizadora, asumiendo una enseñanza cristo céntrica y constituyéndonos en ejemplo de vida con actitudes más que con palabras
  • con sentido de pertenencia y fuerte adhesión, comunión y participación en la actuación del Proyecto Institucional  Orionita

 

Ser educador orionita supone asumir la pedagogía del amor, educar con un método propio, el sistema cristiano-paternal.

La afectividad es de suma importancia en la formación integral de la persona, según Don Orione, es el corazón, la afectividad, la que "orienta la vida". Es el corazón el que hace al hombre, el corazón es la gran puerta de entrada a todos los saberes y valores humanos; es nuestra tarea:

  • conducir a los alumnos con afectividad para que logren identificarse con los valores que los dignifiquen como personas.
  • hablar con el lenguaje de la verdad, la razón y el corazón.
  • abordad sus corazones con toda fraternidad
  • sintetizar fe-vida, fe-cultura, en el corazón del alumno.
  • saber que los jóvenes son, la delicia del corazón de Jesús.
  • tener el corazón lleno de Dios y así educar el corazón de nuestros alumnos.

Seguinos en Google+

Nuestros Fans

Seguinos en Facebook

Facebook Image

Copyright © 2019 Instituto Don Orione Victoria Todos los derechos reservados.